5 estrategias de psicología positiva para probar y poner en práctica



Priorizar las relaciones cercanas

Sus ingresos tienen un impacto sorprendentemente pequeño en su experiencia de felicidad. El hallazgo más fundamental de la psicología positiva es que las personas que tienen relaciones sólidas tienden a estar más satisfechas. Una gran red de amigos no parece importar tanto como pasar tiempo de calidad con quienes realmente te importan más. Prioriza el tiempo con uno o dos de tus amigos que te importan y disfruta de la compañía. Comparta sus sentimientos personales con ellos. Ofrezca apoyo a sus amigos cuando lo necesiten.


Cultivar la bondad

Las personas que se preocupan por los demás constantemente parecen ser más felices y esto es especialmente cierto para las personas mayores. Esto puede ocurrir a través de diversas actividades altruistas como el voluntariado, el cuidado de un compañero o un colega durante un momento difícil, o quizás acercarse a un extraño que parece estar necesitado, por ejemplo. Fíjese la meta de realizar un acto de bondad al azar todos los días durante una semana. Se ha demostrado que esto crea un aumento medible en su nivel de bienestar personal.


Encuentra tu "flujo"

La experiencia de fluir surge cuando nos dedicamos a una actividad que es desafiante pero que también coincide con nuestro conjunto de habilidades. ¿Alguna vez ha estado involucrado en una actividad en la que está completamente absorto y pierde la noción del tiempo? Esto podría haberle sucedido cuando tocaba un instrumento musical, trabajaba en el jardín, completaba trabajos en madera o tal vez estaba creando una obra de arte. Trate de priorizar una actividad que crea que podría permitirle experimentar el flujo antes del final de la semana.


Expresar gratitud

La gratitud es una emoción que expresa aprecio por lo que uno tiene, en contraposición a lo que quiere. Esta puede ser una postura complicada de tomar, particularmente dada nuestra sociedad impulsada por el consumidor, que hace hincapié en lo que uno todavía no tiene y quiere en el futuro. Consiga una hoja de papel y anote todas las cosas que pueda pensar por las que esté agradecido. Continúe agregando un nuevo elemento a esto todos los días durante una semana.


Descubre tus fortalezas

Los estudios del famoso psicólogo Martin Seligman muestran que las personas más felices son aquellas que han identificado y utilizan sus fortalezas en diversas áreas de sus vidas. Piense en un momento de su vida en el que crea que estuvo en su mejor momento personal. ¿Qué estaba haciendo y qué cualidades o atributos personales usaba en ese momento? Las investigaciones muestran que es probable que sea más feliz cuando sus fortalezas personales se utilizan en varios aspectos de su vida, como en su empleo, relaciones y pasatiempos.

Todos tenemos fortalezas, pero a veces necesitamos un poco de ayuda para identificarlas, si está buscando una mejora en su bienestar general, no dude en ponerse en contacto con nuestra práctica para hablar sobre cómo programar una cita con uno de nuestros profesionales calificados.